Hay una frase que en general me gusta mucho porque aplica para cualquier sector, empresa o producto: Si crees que las cosas buenas son caras, no sabes lo caras que pueden salir las cosas malas. Y es que hablando de calidad, esa es la realidad.

Todos sabemos, e incluso lo hemos hecho, que por querer ahorrar dinero en algo preferimos adquirir o contratar servicios más baratos que generalmente terminan por no cumplir con el objetivo buscado. 

En la mayoría de las ocasiones, ese trabajo al no cumplir con los objetivos hay que volverlo a hacer por lo que la inversión en costo y tiempo puede duplicarse generando grandes pérdidas.

En el caso del marketing, esto sucede con demasiada frecuencia. Actualmente la tendencia creada a partir de las redes sociales y los medios digitales es la venta de los servicios de marketing digital.

En los últimos años se ha visto el nacimiento de miles y miles de agencias que venden estos servicios. 

Pero el problema no es el nacimiento de esas miles y miles de agencias, el problema tampoco es que muchas de ellas puedan no contar con los conocimientos necesarios y tampoco son los errores que puedan cometer porque realmente todos los tenemos y además son totalmente necesarios para poder aprender, el verdadero problema es cuando los equipos no aprenden de estos errores y los siguen cometiendo una y otra vez.

Aunque muchas personas digan que los problemas internos en una empresa pueden no afectar sus servicios, la realidad es que sí lo hacen y tienen mayor impacto del que crees. 

En el caso de muchas de estas agencias el problema es justamente ese, que sus errores los cometen una y otra vez y no encuentran manera de solucionarlos.

En el caso de las agencias de marketing certificadas, no es que no cometan estos errores, más bien, ya han sabido superarlos y por eso es mejor confiar en ellas. Así sabrás que tu inversión está asegurada y los objetivos de tu marketing se van a cumplir. 

A continuación te daré los errores que más comúnmente cometen las agencias de marketing:

1.- Descuidar tu propio marketing: Suena muy irónico ¿cierto? Si tu empresa es una agencia de marketing digital es porque sabes hacerlo y evidentemente pones en marcha tus conocimientos pero sobre tu propia agencia.

Ofrecer algo que tú mismo no tienes es como aconsejar sin poner tus propios consejos en práctica para ti mismo. Es por eso que si estás en busca de una agencia que realice el marketing de tu empresa debes asegurarte que todo lo que ofrece es porque también lo tiene. 

Descuidar el marketing de tu empresa podría ser como brincar al precipicio... 

2.- Tomar acciones sin tener un plan: Una empresa que no tenga un plan no puede ser de confianza. Pero, ¿cómo saber si lo tiene? En el marketing una de las formas de conocer si una agencia cuenta o no con un plan de acción es a través de las redes sociales y su página web, es decir, el orden y las acciones que trabajan bajo un plan en conjunto se notan a simple vistay no se ven de manera dispersa. Sólo necesitas un poco de observación. 

3.- No innovar: Las agencias de marketing trabajan con la tecnología como materia prima y es por eso que si no se encuentran a la vanguardia con sus contenidos, tampoco tienen cosas nuevas que ofrecerte.

Muchas veces el miedo de hacer algo nuevo puede volverse un impedimento pero caer en una zona de confort será como morir lentamente. Mantente al tanto de las novedades del mundo del marketing. 

4.- Perder la visión: Nunca pierdas de vista el porqué de las cosas, por qué comenzaste una idea, la razón de por qué haces eso que te gusta.

Cuando una agencia de marketing pierde la visión, pierde el rumbo, los objetivos se comienzan a derrumbar y el proyecto irá en caída. Mantener siempre presente la visión te permitirá estar alineado y en constante renovación del proyecto. 

5.- Ser una agencia más: Agencias de marketing existen muchas, como lo mencioné unas líneas más arriba, cada año son miles las que se incluyen al mercado del marketing pero... ¿Quieres ser una más? ¿Cuál será la diferencia? ¿Por qué los clientes deben elegirte a ti? Gran parte de la visión es mostrar la oferta de valor, ¿qué ofrecerás distinto? ¿Cuál será eso que te distingue? Siempre muéstrate diferente y nunca caigas en la monotonía. 

6.- No cobrar lo que es justo: Este es el tema del que hablábamos al principio. Muchas de estas agencias cobran más barato por muchas razones, inexperiencia, su cartera de clientes no es tan amplia, creen que es muy fácil, etc.

Los motivos exactos no los conocemos pero lo que sí sabemos es lo caro que puede salir acudir con una de estas agencias. Cuando una agencia tiene costos elevados debes evaluar su calidad y conocimiento, estas dos cosas también se notan a simple vista.

Desde el manejo del tema hasta la forma en que lo ponen en práctica, la experiencia y el conocimiento es notorio. No te dejes llevar por los bajos precios. 

7.- Prometer y no cumplir: Otro caso muy típico son las promesas al cliente sólo por querer que se quede contigo.

A los clientes siempre hay que hablarles con la verdad, decirles si la situación y el contexto vuelven posibles a los objetivos o si se necesita mayor inversión, más tiempo, etc.

Hacer promesas que después no son posibles de cumplir sólo te hará quedar como mentiroso, incumplido y como una empresa de mala reputación. 

Lo repito, todos cometemos errores pero el verdadero éxito está detrás de los aprendizajes que de ellos puedas tener.

Confiar en una empresa de marketing no es tarea sencilla pero hay muchas formas en las que te pueden demostrar que son confiables.

No te dejes llevar por los bajos costos y recuerda siempre observar la forma en que una agencia de marketing supera sus errores. 

En Media Source somos una agencia de marketing digital con certificaciones de Google y HubSpot.

Guía para generar contenido inteligente.